Català CA Español ES
Jabón Azufre - BIOSI
Bienvenido a BioSi !
Horario: 8.00-18.00 Lun-Sab

Jabón Azufre

4.00 

Jabón CON AZUFRE.
Jabón de azufre para el Acné:
Al usar jabón de azufre para tratar el acné se combate el exceso de grasa en la
nariz, mejilla y espalda, regulando sus niveles en nuestra cara, pues ayuda a secar
la superficie y a desobstruir los poros. Para que su uso sea efectivo, debe
combinarse con una limpieza facial completa. Sólo lava la zona afectada todas las
noches y deja actuar el jabón durante 15 minutos. Después, enjuaga con agua fría
para cerrar los poros.

BIOSI

Categorías: , Etiqueta: Product ID: 3306

Descripción

Jabón CON AZUFRE.
Jabón de azufre para el Acné:
Al usar jabón de azufre para tratar el acné se combate el exceso de grasa en la
nariz, mejilla y espalda, regulando sus niveles en nuestra cara, pues ayuda a secar
la superficie y a desobstruir los poros. Para que su uso sea efectivo, debe
combinarse con una limpieza facial completa. Sólo lava la zona afectada todas las
noches y deja actuar el jabón durante 15 minutos. Después, enjuaga con agua fría
para cerrar los poros.
Jabón de azufre para el cabello: Con el uso de jabón de azufre para el pelo se
consigue regular los niveles de cebo para dejarlo suave, al tiempo que se retiran
todas las impurezas. No es casualidad que hoy en día muchos champús incorporen
el azufre como uno de sus componentes principales. Si lo aplicas una vez a la
semana, tu cuero cabelludo se mantendrá limpio.
Jabón de azufre para la dermatitis: hablamos concretamente de la dermatitis
seborreica, que es una inflamación de la piel producida por la susceptibilidad a una
sustancia con la que se pone en contacto. Está relacionada con una alteración en la
producción de sebo. Esta alergia o descamación de la piel suele ser persistente y a
menudo enojosa. Entre los alérgenos o sustancias a la que podemos resultar
sensible están las plantas, maderas, tintes, plásticos, metales y hasta cosméticos.
El jabón de azufre puede reducir la dermatitis si se aplica sobre la zona afectada.
Tomar rayos de sol con cierta regularidad también ayuda. Úsalo sólo el tiempo
indicado por el médico especialista, ya que la piel con dermatitis es muy delicada y el
azufre puede llegar a secar en exceso.
Jabón de azufre para aliviar la Psoriasis: Debido a las propiedades
desinfectantes y antimicrobianas de sus principios activos, el jabón de azufre cura la
psoriasis en sus etapas iniciales. Lava la zona afectada una vez al día por la noche
con agua a temperatura ambiente.
Para desinfectar la foliculitis y forunculosis: se trata de una infección de uno o
más folículos pilosebáceos, es decir, entre la glándula sebácea y el vello. Para evitar
que la infección avance en la herida, límpiela con jabón de azufre. Si no se
desinflama y excreta el pus por sí solo, es momento de visitar al doctor.
Jabón de azufre para hongos en las uñas: Por naturaleza, las uñas tienden a
acumular gérmenes y bacterias que es necesario erradicar, siguiendo hábitos de
higiene adecuados. Por ello, utiliza jabón de azufre para lavar diariamente tus manos
y tus pies. Su poder desinfectante elimina cualquier rastro de animales patógenos.
Para las impurezas de tu rostro: Con el jabón de azufre puedes eliminar tus
puntos negros, realizándote, cada quince días, una limpieza de cutis para descartar
infecciones. Diariamente, quita el maquillaje de tu piel, en especial, antes de dormir.
Jabón de azufre para la escabiosis: la escabiosis es una enfermedad causada por
pequeños ácaros similares a los piojos que internan debajo de la piel, causando
erupción y una terrible comezón.
Afortunadamente, el azufre tiene propiedades anti ácaros, siendo un tratamiento
efectivo y no tan costoso. Los ácaros dejan un sarpullido que sana después de seis
semanas con el tratamiento de jabón de azufre. Sólo hay que hacer espuma usando
el jabón junto con agua caliente y aplicarlo con una toalla dos veces al día.
Para desmanchar tu piel: La mayoría de las afecciones dermatológicas
mencionadas anteriormente afectan a la apariencia de la piel dejando marcas en las
zonas donde aparecen las lesiones cutáneas.
Al aplicar jabón de azufre sobre la piel también conseguimos mejorar y corregir el
tono de la piel para lucir un tejido más uniforme.
Para estimular el colágeno: el jabón de azufre natural promueve la formación de
queratina y colágeno, los cuales mejoran la firmeza y elasticidad de la piel.
Combínalos con suplementos alimenticios que sean ricos en este mineral.
USO: Sólo tienes que humedecer tu cuerpo y frotar la pastilla de jabón para
conseguir un poco de espuma. Después de esto, aclara con abundante agua.

BIOSI

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Jabón Azufre”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *